viernes, 25 de septiembre de 2015

Mi grata sorpresa con... Ataque a los Titanes

Más de la mitad escrito de mi próxima novela titulada "La Joven Bruja de los Titanes" en la que para la cual he tenido que documentarme mucho en mitologías sobre esos seres colosales, hace pocos días descubrí un manga y anime sobre la temática de los mismos pero, ¡Vaya sorpresa me he llevado!

Toda la información que yo haya podido encontrar sobre titanes habla de ellos de manera superflua, poco majestuosos y para nada misteriosos. Me atrevería a decir que en mi libro les había dado un nuevo lavado de cara, pero la verdadera reinvención viene del japonés Hajime Isayama y su obra "Ataque a los Titanes" (Attack on Titan).

Si tuviera que hacer una rápida referencia mencionaría "La Guerra de los Mundos" y "La noche de los Muertos Vivientes". Y explico:

La humanidad ha visto nacer a un nuevo enemigo hace unos 100 años, colosos de carne que devoran sin parar a la raza humana y ésta se ve refugiada en una gran ciudad con un enorme terreno protegido por tres muros de 50 metros de alto (Maria, Rose y Sina), dividiendo el único territorio humano que queda en tres anillos.



Así pues, durante 100 años pudieron vivir tranquilos, hasta que los titanes encontraron el modo de derribar los muros y colarse (No digo cómo por no meter Spoilers)

Los Titanes tienen diferentes tamaños y por lo aparente no poseen inteligencia. Son bobos, no hablan y no expresan sentimiento. Comen y devoran a los humanos aunque no tienen aparato digestivo. No se nutren. Tampoco tienen sexo, no pueden aparearse y sin embargo se han visto titanes con apariencia de niño.
Tienen capacidades regenerativas, llegando a recuperar miembros perdidos incluso la propia cabeza si se les vuela.



Los humanos de ese mundo saben poco de los titanes, pues es muy peligroso acercarse a ellos.

Realmente me ha impresionado mucho la mezcla de "tripodes" y "zombis" que ofrece esta nueva visión de los titanes, y ¡ojo! también acojonan pues tienen una cara de loco desquiciado que es para salir huyendo



Los titanes devoran, mutilan y destrozan con sus dientes. El anime no cuenta con escenas gores (no muchas) pero deja entrever lo que sucede cuando te agarra un coloso, desde partirte la espalda con ambas manos como si fueses un palo o masticarte las piernas.



Y lo más reseñable del anime es el miedo racional con el que tienen que lidiar sus protagonistas. Tienen miedo, a los titanes y a la muerte, y esa defensa natural del cuerpo les lleva a enfrentarse entre ellos muchas veces con disputas y momentos de mucha tensión.

Es que, hablamos de que la raza humana está al borde de la extinción. ¿Cuanta esperanza podría quedar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario