viernes, 15 de enero de 2016

Reseña de la Película - Autómata


"Una oportunidad malograda pero de la que se puede aprender una lección muy buena"





Las películas de ciencia-ficción me fascinan, muchas no son más que puro entretenimiento pero está comenzando a despertar una característica del género: la base científica real. Y si no que se lo cuenten a Interestelar.
Autómata se me presentaba en mi App de Yomvi como una película clónica de Robots, inteligencia artificial y ciudades oscuras, húmedas y viciadas. Sin embargo, preferí verla, ya que me picaba el gusanillo.
Cabe destacar a Antonio Banderas como protagonista y que dicha cinta se trata de una producción Belga-Española. Aun con viento en contra para mis gustos personales, seguía con la curiosidad.

La película comienza con una secuencia de letras para introducirnos en un mundo post-apocaliptico donde las tormentas solares han resquebrajado la magnetosfera de la tierra y ésta se ha vuelto árida e infertil, los pocos humanos que han quedado han fundado ciudades donde la lluvia es creada de manera artificial. Todo alrededor es desierto y muerte.
Unas enormes murallas protege la ciudad de ser asaltada por bandadas de humanos. Los más desfavorecidos viven en chabolas en las afueras de la muralla, recolectando basura y desperdicios de la gente "rica".



En ese futuro cercano (Año 2044), una empresa ha creado el primer hombre artificial, un robot autómata capaz de hacer tareas del hogar. Se comercializa  y ya todos los hogares tienen el suyo propio.
Aquí es donde empieza mi nueva visión personal sobre la creación de estos seres que llamamos máquinas y de la que estoy convencido que es mejor no avanzar.

Antonio Banderas juega papel de comercial para la empresa: repara robots e investiga sus funciones defectuosas, para descubrir que las máquinas están saltando uno de sus dos protocolos de la ley de la robotica: No matar ni atacar a  ningún humano y la de no autorepararse, ni siquiera de robot a robot.

Para evitar Spoilers no voy a contar nada más sobre el tema, pero la visión que vi en esta película que no he visto en ninguna otra es el trato "Inhumano" que damos a estos seres.
Cuando son inservibles o inutiles son desechados, abandonados en las calles a su suerte y he visto imagenes que me han parecido hasta impactantes: Como dos asaltantes le roban las piernas a un robot mientras se resistía, o como uno de ellos mendigaba vendiendo comida a cambio de unas monedas. Seres que una vez tuvieron un hogar y un amo, a ser desechados por un modelo un poco superior. La vida en las calles y la ausencia de una utilidad para sentirse aceptados les provoca miedo. Y es en este punto donde empieza el gran (gran) dilema que tendrá la humanidad en un futuro.



La película me ha mostrado que será, precisamente ese, el trato que tendrán nuestros robots con IA, pues ya lo estamos haciendo con teléfonos móviles, relojes y televisores. No esperamos ni a que se estropeen que ya compramos el ultimo modelo. Solo que ahora nuestras máquinas no piensan ni sienten, y que aunque lo hicieran, tardaremos tiempo en reconocerlo.

Y ahora comentaré por qué me ha parecido una película malograda (Ojo, que no es que sea mala).

El enfoque humanitario ha sido muy acertado, es la trama y el guión lo que no se ha adaptado adecuadamente. Existen incongruencias que no se aclaran, no se entienden o ni siquiera se concluyen. Secuencias largas y tediosas. Tampoco es que exija acción, pero cuando desaparece el "enfoque humano", que es lo que a priori nos atraerá, lo que queda es un vacío argumental que no lo rellena ni la actuación de Antonio Banderas, cuyo papel no ha sido tampoco para tirar cohetes.
Opino que podría haber sido el papel de su vida al verse metido de pleno en un debate interno sobre lo que es sentirse vivo y lo que consideramos vida. ¿Es el cuerpo material lo que nos define como seres vivos o es la conciencia?

Ahora no nos preocupa porque nuestras máquinas son simples, pero el dia que proyectemos toda nuestra conciencia a un ser construido a nuestra imagen y semejanza, cuyo cerebro positrónico le permita razonar, debemos tener en cuenta si no merecen la misma oportunidad que tuvimos nosotros al ser creados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario