miércoles, 18 de mayo de 2016

Harto (pero que muy harto) de los medios que se creen especializados.

 Creo que más de una vez he expuesto mi malestar con los medios de comunicación 'no especializados'. Esos medios que aun sin estar 'especializados' se dan aire de sabedores, que suelen tocar uno o varios temas de manera profesional pero que dicha profesionalidad dista mucho de ser digna.

Ya llevo tiempo leyendo cosas no acorde a mis gustos, pero lo que me escatima no es eso, es que esa redacción tenga el carácter de análisis. Un análisis tintado de toques personales y pensamientos pasionales que desvirtúan la obra de la que quiero saber más.

Y para más inri, hoy, en un portal de la red, en el que se suponian que defendian un articulo analitico bañado de toque personales, voy y leo lo siguiente:


¡¡¡WTF!!!

¿Algún científico en la sala que quiera corroborar las palabras marcadas en negrita?

¡NO! ¡Eso es erróneo! ¿Desde cuando?

Y claro, harto de esta pandilla de amiguetes que juegan a ser redactores no he tardado en escribirles un comentario, y es que estas cosas me cabrean de sobremanera:


Es decir: "Un análisis es y será siempre la opinión de una sola persona".
¿¿¿¿Y con estas palabras os hacéis llamar "revista digital"????
La decadencia del ser humano comienza con la soberbia estupidez de creer que cualquiera con un teclado y un dominio publico puede ser llamado 'redactor'. Ese redactor sabedor del significado de la palabras para plasmarlas correctamente y que sabe que la palabra 'Analisis' tiene su significado como "Estudio detallado de algo, especialmente de una obra o de un escrito." Entre otras. Y siempre de una manera objetiva.
Pero aquí, en este mundo y en esta época, reinan 'redactores' cuyo titulo ha sido otorgado por una tómbola digna de la flatulenta anarquía de la enorme Red. Escriben lo primero que piensan, de manera subjetiva y pasional.
No me imagino al científico de turno analizando muestras y dando resultados en una convención de la OMS de lo que él puede llegar a pensar o sentir. Porque eso, amigos míos de vidaextra, no se llama análisis, se llama OPINIÓN PERSONAL y eso si que se adhiere a cada uno.
Y es que yo, por más que busco la palabra Análisis en la Real Academia Española, ninguna expone que sea la manifestación de pensamientos y emociones sobre una obra o escrito.
Lamentablemente, esto es la gota que colma el vaso, y con estas palabras bien marcadas en negrita que tenéis para recalcar importancia, deja bien claro la profesionalidad de los medios. Que a partir de ahora dejaré de leer sandeces de la Red ya que la inmensa mayoría de 'redactores' no saben distinguir los términos como quien se confunde la cara con el culo.


Estas cosas deberíamos ponerles freno a la de ya. Escritores noveles sabemos el poder que tienen las palabras y que están siendo mal usadas. A este paso quedará una generación de analfabetos intolerantes, y lo peor es que dominarán el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario